Una mirada diferente con las lentillas de colores

tipos de lentillas de coloresAl igual que no cambiamos de color de pelo, ¿por qué no hacerlo de ojos?

Las lentillas de colores se han convertido en una moda y un referente estético. Las hay de todo tipo e, incluso, de fantasía para simular ojos de gato o de dragón. Muchas de estas lentillas están graduadas para poder usarse diariamente adaptándose perfectamente al ojo.

Se pueden encontrar de todos los colores posibles aunque los más solicitados suelen ser los grises, azules y verdes.

Clases de lentillas de colores

Lentillas de brillo: son las más simples que no modifican el color de los ojos pero sí dan más brillo y luminosidad al mismo.

Lentillas opacas: son las que tienen colores que tapan el iris y lo sustituyen por el tono que desees. Aquí es cuando puedes presumir de color de ojos y darle un nuevo aspecto a tu cara.

Lentillas de fantasía: aunque son lentillas que no deberías llevar a una entrevista de trabajo sí son ideales para fiestas temáticas, carnavales o convenciones especiales. Estas lentillas dibujan figuras o símbolos que transforman completamente la mirada.  Una de las más famosas son las lentillas de ojos de gato.

Lentillas de filtro o tintadas: nos ayudan a mejorar nuestra visión. No tienen el componente estético de las demás porque están diseñadas, exclusivamente, para mejorar nuestro campo de visión.

Las lentillas de colores no existen desde hace mucho, al contrario de sus mellizas las lentillas transparentes. Pero como éstas últimas al principio era algo extraño que se le añadía al ojo, daban un aspecto artificial y no dejaban traspirar. Sin embargo, ahora se pueden llevar diariamente y disfrutar de un color de ojos diferente y muy natural siempre y cuando se mantengan cuidadas y limpias.

Y, recuerda, antes de comprar tus lentillas de colores y, sobre todo si necesitas graduación y tus ojos son delicados, asiste primero a la óptica más cercana para que te hagan una revisión y puedan recomendarte las lentillas más adecuadas para ti.

Es normal querer cambiar de aspecto físico de vez en cuando, pero recuerda que los ojos son muy sensibles y hay que tener especial cuidado con ellos.

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría el por .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.