El proceso de confección de los zapatos de Manolo Blahnik

El resultado de un arduo trabajo

Los «Manolos» se trata de una marca que confecciona los zapatos más reconocidos en el mundo gracias a su labor artesanal y excelente calidad en materiales, logrando ubicarse dentro de los primeros mercados más codiciados por el público y las fanáticas del calzado.

Junto a Manolo Blahnik la firma ha adquirido un increíble éxito suscitado por el don de la imaginación y la creatividad siempre manteniéndose dentro de los parámetros de la moda pero siguiendo su espíritu artístico.

Desde el comienzo han optado por el uso de materiales nobles tales como sedas, algodones chinos, linos, terciopelos, brocados, cristales o piedras semipreciosas.

Es largo el recorrido que Manolo debe realizar para alcanzar semejantes piezas, empezando la creación a partir de un boceto en papel, pasando por un esculpido en madera, luego volcado a un modelo de plástico en el que se anima a combinar y probar las diversas texturas, materiales y colores.

Una vez alcanzado el prototipo, es hora de enviarlo a la fábrica en Parabiago(Italia) en donde pasa por 50 procesos de producción. A lo largo del día se generan más de 80 pares y cada uno tiene para Manolo un apodo asociado a una inspiración, siendo ‘Tormento‘, ‘Refugio’ o ‘Misericordia‘ algunos de los nombres de sus piezas.

Imagen: teinteresa.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.