Hojas de naranjo para calmar el estrés y la ansiedad

Las propiedades de la naranja (y de los cítricos en general) son ampliamente conocidas y estudiadas. Sin embargo, su árbol también esconde numerosos beneficios para la salud que, a menudo, han pasado desapercibidos. Por eso, hoy queremos hablar de las propiedades de las hojas de naranjo, un buen remedio para calmar los nervios, dormir mejor y aliviar estados de ansiedad, entre otros. Éstos son algunos de sus beneficios más destacados:

-. Aliviar el nerviosismo: si estás pasando por un episodio de nerviosismo o de estrés, las hojas de naranjo pueden ayudarte, ya que, a diferencia de la fruta, están disponibles todo el año. Sólo tienes que hervirlas tres minutos en agua y tomar el té resultante. Se aconseja hacerlo una vez al día (después de las comidas).

infusiones

-. Calmar problemas estomacales asociados al estrés: si tienes molestias estomacales asociadas al estrés (retortijones, diarrea, malestar estomacal…) , el mismo té de hojas de naranja puede ayudarte a aliviarlas.

-. Fortalecer el sistema inmune: algunos expertos apuntan que las hojas de naranjo pueden ayudar a fortalecer el sistema inmune, mejorando así nuestras defensas, gracias a su poder antioxidante. Toma una taza al día y notarás los resultados.

-. Ayudar a dormir o a descansar mejor: si padeces insomnio, te cuesta dormir o cuando lo haces tu sueño es agitado y no consigues descansar, las horas de naranjo son un excelente remedio para combatir estos síntomas. Tan sólo tienes que hervir un puñado de hojas frescas en agua durante cinco minutos, colar y tomarte la infusión caliente. Su sabor será algo amargo, por lo que puedes endulzarla si lo deseas o añadirle algún saborizante, como hojas de hierbabuena o un chorrito de zumo de limón.  Sus propiedades sedantes te ayudarán a conciliar el sueño y a descansar mejor.

-. Una ayuda extra en casos de resfriado: la naranja, como todos los cítricos, es un buen aliado para los catarros y resfriados. Pero, lo que muchos no saben es que sus hojas pueden ayudarnos también para aliviar los síntomas propios de esta afección, como tos, congestión y dolor de garganta. Basta con tomar una infusión de sus hojas una vez al día para notar sus efectos.

-. Abrir el apetito: otro de los usos de la infusión de hojas de naranjo es en casos de falta de apetito. Cuando no tenemos mucha hambre o si nuestros hijos no quieren comer, tomar una infusión de hojas de este árbol puede ayudarnos a abrir el hambre y a mejorar nuestro interés por la comida.

-. En caso de crisis nerviosa: las propiedades sedantes de la hoja de naranjo la hacen muy indicada para tratar casos de crisis nerviosas. Añade un mayor concentración de hojas (algo más de un puñado) al agua hirviendo y toma la infusión de dos a tres veces al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *