Decorar el hogar con colores neutros

El uso de los colores en la decoración es un factor decisivo para definir un estilo y crear el clima deseado para un ambiente. En la actualidad, el empleo de los colores es cada vez mas osado y la apuesta por los tonos fuertes y estridentes es cada día mayor.

Los tonos neutros, mas allá del clásico blanco, los beiges, grises, marfil y otros, presentan como cualidad principal la flexibilidad. Decorar con colores neutros y de acuerdo al uso que de ellos hagamos, nos da la posibilidad de generar ambientes cálidos, clásicos, rústicos, llenos de luz, actuales, de decoraciones repletas de detalles, mobiliario y elementos de estilo minimalista.

Los tonos neutros nos dan la posibilidad de combinar casi cualquier material, textura, introducir retoques en tonos vivos, dar luz y amplitud a los ambientes, a pesar de que en una apreciación superficial puedan resultar aburridos para algunas personas.

Si queremos una decoración cálida, la madera es uno de los elementos que mejor se combina con estos tonos. En cambio, si la apuesta es a tendencias mas modernas, los blancos, marfiles o grises muy claros pueden combinarse correctamente con materiales de metak, aceros, aluminios, vidrios, acrílicos y crear espacios mas vacíos, amplios y luminosos, utilizados con muebles y accesorios de líneas sencillas. Por otro lado, los colores neutros aplicados a paredes y revestimientos nos permiten agregar accesorios, textiles, frescos y demás objetos de colores fuertes creando contrastes, sin sobrecargar la decoración, y dándoles protagonismo.

Los artículos textiles y tapizados además desempeñan un rol importante y esto nos da la oportunidad de incorporar tapetes, cortinas, almohadones, o tapizados con variedad de tramas y diseños.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría el por .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.